La decoración en un banquete formal es muy importante. Vimos lo bueno que era tener una decoración acorde tanto en las mesas como en los cortinados y demás. En las ocasiones más informales, también hay que tener en cuenta aspectos relacionados con la decoración del salón. No por ser informal, la decoración tiene que ser descuidada. Se espera que los novios pongan el mismo empeño en planificar este aspecto de su boda. Veamos qué deben tener en cuenta los novios en estas ocasiones.

Cómo en el caso de los banquetes tradicionales, la decoración de los lugares para recepciones informales estará un poco restringida por las características del salón seleccionado a tales fines. En general, los salones para recepciones informales suelen tener amplios espacios para que la gente pueda consumir sus alimentos y servirse de ellos en las mesas dispuestas generalmente en un extremo del salón. Por ese motivo, la decoración en el salón debe estar concentrada en las paredes, ventanas, cortinas, etc. Por lo tanto, es importante aquí la iluminación esté en correlación con el resto de la decoración. En algunos salones especializados en recepciones informales, las luces son bajas, para darle una sensación de mayor intimidad a la concurrencia.

Las bodas informales se caracterizan por un ambiente más relajado y por una estructura más flexible que en un banquete formal. No se pretende que los invitados se ciñan a un programa estricto de actividades. Este ambiente relajado debe ir necesariamente acompañado de la decoración apropiada, pues, de otra manera, los invitados no se sentirán totalmente a gusto.

En ocasiones, algunas pareja creen que la decoración es un tema menor, uno del cual no tienen que ocuparse. Es cierto que en este particular, los salones seleccionados no podrán modificar radicalmente su apariencia para que se ajuste a las preferencias de los novios. Aun así se puede hacer mucho con pequeños detalles.