Tener niños en tu boda, ya sea como protagonistas o invitados, puede ser un verdadero desafío. Por eso, en los preparativos es necesario tenerlos en cuenta e incluirlos en las actividades previstas para evitar que provoquen desajustes, aunque todo caos provocado por los niños suele terminar siendo divertido. Has de tener en cuenta que aún los niños de mejor comportamiento pueden aburrirse a rabiar en una boda, sobre todo al ser un evento pensado especialmente para adultos. Aún cuando los niños que asistan a tu boda sean integrantes de tu familia y sean protagonistas como damitas de honor o niños de las alianzas, llegará un momento en que para ellos la fiesta habrá terminado. ¡Ni que hablar de los que solo asistieron como invitados! Entonces es momento de aplicar ingeniosas medidas, tales como las que aquí te presentamos. Justo antes de la ceremonia, puedes encargar a una amiga o dama de honor que reparta bolsitas con puzzles y golosinas entre los más pequeños. (Y asegúrate de que alcancen para todos) En la planificación de las mesas del banquete, ten previsto una mesa para niños. Allí las cosas serán divertidas y diferentes. Habrá crayones, hojas, golosinas, cotillón y pequeños juguetes que podrán utilizar una vez se hayan saciado con los bocadillos especiales que alguien de confianza se encargará de proporcionarles. Recuérdale al decorador que esa mesa deberá estar provista de manteles de papel y que nada delicado de la decoración debe quedar a la vista por allí. Ahora, si los niños son de más de 6 o 7 años, puedes tener previsto un salón o rincón especial, con videojuegos, karaoke o televisión, que seguramente atrapará mucho más a los niños mayores que una sesión de dibujos con crayones. Y, por supuesto, recuerda que la comida y la bebida “amansa” a las pequeñas fierecillas. Así que muchos bocadillos saludables y jugos naturales para los más diminutos invitados en tu banquete de bodas. Asimismo, cuando veas que el aburrimiento comienza a alcanzarlos, llama a una sesión fotográfica de la novia y los niños únicamente. Les encantará ser protagonistas de esa manera, rodeando solo ellos a la principal figura de la noche. Con estas ideas verás como los niños pasan absolutamente desapercibidos como hacedores de travesuras en tu fiesta y, por el contrario, se convierten en protagonistas de lo más divertidos y sociables en ese momento inolvidable de tu vida.