TU BODA EN UN JARDÍN DE NOCHE.

Noche de gala…noche de estrellas…noche de Boda EXISTEN ESCENARIOS DONDE SUCEDEN BODAS SENCILLAMENTE INOLVIDABLES. La magia  de la noche hace posible transformar un jardín en un bosque encantado, donde la tenue  luz que emerge de los cientos de velas  destellando  en los rincones,  combinadas con antorchas y aromas florales,  hacen de la recepción un evento […]

Noche de gala…noche de estrellas…noche de Boda

EXISTEN ESCENARIOS DONDE SUCEDEN BODAS SENCILLAMENTE INOLVIDABLES.

La magia  de la noche hace posible transformar un jardín en un bosque encantado, donde la tenue  luz que emerge de los cientos de velas  destellando  en los rincones,  combinadas con antorchas y aromas florales,  hacen de la recepción un evento único.  Los invitados son partícipes del  hechizo en tanto que  son recibidos con cocteles preparados  especialmente para ellos.

La elegancia se hace presente con una decoración novedosa, plena de destellos en todo alrededor del  jardín   donde cada  detalle cobra  importancia desde el   fino centro de mesa, hasta la gran carpa iluminada, decorada con gasas y  bouquetes de flores en combinación con el color que enmarca la Boda: rojo.  Sin pasar por alto  la  majestuosidad que brinda la iluminación en las mesas, la cual es imprescindible  en este tipo de eventos para  provocar  el impacto  que de entrada perciben todos los invitados, generando un toque sumamente elegante.

A la luz de las velas los detalles resaltan con gracia y elegancia,  no pueden faltar en el centro de mesa, pues además de ofrecer  el toque romántico a la cena, las flamas parecen bailar al ritmo de los violines que amenicen ese momento. Mientras cientos de ellas enmarcan otros caminos.
No hay cabida para preocupaciones por  las inclemencias del tiempo, pues el glamour de la noche  no desaparece con  la carpa colocada, pues esta se torna parte de la decoración con lucecillas en todo el rededor . El jardín al aire libre permite observar las estrellas y  con un poco de  suerte la luna puede ser otra invitada de lujo.
Una Boda de jardín de noche permite jugar con detalles diferentes a los de un lugar cerrado, como el pleno contacto con la naturaleza.  Si los árboles están presentes decorarlos con focos tiboli provocan sentir las estrellas desde sus troncos y si se liberan luciérnagas las estrellas estarán en manos de todos tus invitados. Si el lugar cuenta con una pequeña alberca o fuente… está demás decir con qué decorarla: llénala de pétalos  y claro!  Velas flotantes.
Permite que el  encanto de la noche enmarque una velada inolvidable para todos… el efecto provocado será sutilmente mágico.

Laura Luna
Coordinadora de Bodas

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *