Pequeñas cosas que debes tener en cuenta en tu boda

Por más insignificantes que parezcan, algunos detalles deben ser tenidos en cuenta el día de tu boda, de manera que nada opaque esa instancia inolvidable. Muchas veces, un mínimo inconveniente –que podría haberse previsto en un minuto– puede ocasionar una estresante situación o arruinarte la sonrisa que seguro quieres mantener todo el día. Durante esa […]

Por más insignificantes que parezcan, algunos detalles deben ser tenidos en cuenta el día de tu boda, de manera que nada opaque esa instancia inolvidable. Muchas veces, un mínimo inconveniente –que podría haberse previsto en un minuto– puede ocasionar una estresante situación o arruinarte la sonrisa que seguro quieres mantener todo el día.
Durante esa jornada especial, no olvides tener al alcance un “set de emergencia” consistente en alfileres, aguja e hilo, esmalte de uñas, banditas curativas, aspirina, antiácido, pañuelos descartables, enjuague bucal. Allí también podrías guardar el cargador de tu celular. Sí, así como lo lees, porque seguramente lloverán mensajes y llamadas a tu teléfono portátil, y no querrás que a media tarde ya quede sin batería y no puedas atender como se merecen todas aquellas personas que habrán de comunicarse contigo para compartir tu alegría y tu emoción.
Para las actividades del día y tal vez para el banquete también, recuerda tener algo de dinero en efectivo contigo, pues lo necesitarás para las propinas en la peluquería, o para la discoteca y el servicio de catering al finalizar el banquete.
Y no olvides tener previsto un vehículo que te traslade de tu casa a la peluquería y viceversa, pues con el estado de emoción que tendrás ese día no es conveniente que conduzcas. No solo por los accidentes que puedas sufrir, sino que debes cuidar desde tu peinado hasta tus uñas.
Al terminar la fiesta también deberás tener presente otra cosa: alguien debe hacerse cargo de los regalos. Ha habido historias de parejas que, en medio de toda la vorágine que supone la boda, han olvidado llevar los regalos a casa y… ¡jamás volvieron a verlos! Por lo tanto, asegúrate que alguien de tu familia o un amigo cercano se ocupará de esa tarea y los llevará a tu nueva casa o los tendrá en la suya hasta que regreses de la Luna de Miel.
Finalmente, sabido es que después de la boda deberás instalarte con tu pareja en un confortable hotel, si no parten de inmediato en Luna de Miel, por lo que debes tener presente que en la habitación necesitarás contar con algunos elementos fundamentales, que seguramente olvidarás.
Pídele a una de tus damas de honor o a una amiga que te lleven un neceser con cosméticos esenciales, toallitas, pañuelos, así como un par de cómodas pantuflas, ropa interior y otros accesorios que es muy probable que necesites y lamentes no tener a mano.

Boda.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *