Qué servir de comer en la fiesta III: Bodas al aire libre

En anteriores entregas, se abordó el tema de la comida más conveniente en cenas formales y recepciones informales. Esta vez veremos qué es lo que puede servirse en una boda al aire libre. Éstas suelen celebrarse en horario diurno, lo hace un tanto inconveniente que se realice una comida formal. A esta inconveniencia hay que […]

En anteriores entregas, se abordó el tema de la comida más conveniente en cenas formales y recepciones informales. Esta vez veremos qué es lo que puede servirse en una boda al aire libre. Éstas suelen celebrarse en horario diurno, lo hace un tanto inconveniente que se realice una comida formal. A esta inconveniencia hay que sumarle el estar a la intemperie para dar por sentado que no se puede seguir el mismo patrón que en un banquete tradicional.

¿Qué ha de servirse, entonces? En las bodas al aire libre suelen servirse distintos platos que son fácilmente manipulados de pie o sentados sin necesidad de una mesa. Siguiendo esta línea, se pueden señalar dos tipos de almuerzos al aire libre comunes en este tipo de fiestas. El primero de ellos es el de hacer una comida tradicional que puede incluir carne asada u otros alimentos. En general, éstos son servidos en porciones individuales de consumo simple, lo que permite a los invitados desplazarse libremente y seleccionar el lugar en el cual comer su porción.

Otra opción es servir lo que es común en una recepción informal. En estos casos, se dispondrán largas mesas con bandejas y platos para que los asistentes se acerquen y se sirvan los distintos alimentos que se ponen a disposición en los recipientes anteriormente mencionados. Es mejor tener un lugar cubierto para disponer los alimentos sin que el viento ni los factores climáticos afecten la presentación de éstos.

Por lo visto, un almuerzo al aire libre entraña una preparación similar a las de las recepciones informales. Asimismo, las ventajas son las mismas, pues se dispone del tiempo sin estar ciñéndose a un estricto horario para servir los distintos platos. Además, como este tipo de bodas suelen celebrarse en lugares ajardinados que son un deleite para la vista, el poder discurrir por el lugar aun en el momento en que se sirven los alimentos contribuirá a que la fiesta sea grata para todos los asistentes.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *