Recuerdos para que nadie olvide tu boda

Ofrecer un obsequio o recuerdo para los invitados que han asistido a tu boda es un gesto que demostrará cuánto has apreciado que te acompañaran en ese día tan especial para ti y tu pareja. No hay reglas al respecto, por lo que podrás dar libertad a tu imaginación y escoger lo que más te […]


Ofrecer un obsequio o recuerdo para los invitados que han asistido a tu boda es un gesto que demostrará cuánto has apreciado que te acompañaran en ese día tan especial para ti y tu pareja. No hay reglas al respecto, por lo que podrás dar libertad a tu imaginación y escoger lo que más te agrade.
Muchas parejas se preguntan a la hora de organizar la boda: qué recuerdos regalar y cuántos. Antes de fijar el número, debes decidir si obsequiarás a todos lo mismo o si serán según el sexo del invitado. En general, las mujeres son las que aprecian especialmente estos obsequios y las guardan con afecto durante muchos años. Hay algunas que inclusive coleccionan estos obsequios. Recuerdos como bolsitas, velas, alhajeros, objetos en caramelo, flores, entre otras opciones decorativas, pueden ser ofrecidos solamente a las mujeres.
Si deseas incluir a los hombres, entonces tendrás que buscar opciones ideales para ellos, o escoger un recuerdo que guste tanto a hombres como mujeres, lo cual no es nada fácil. Recuerdos como llaveros, mini botellas de vino o champagne o portarretratos son algunas de las opciones para los hombres. Mientras que los recuerdos comestibles deben ser ofrecidos a todos los invitados, incluidos los niños.
Otra de las preguntas que se plantean los novios es cómo distribuir los recuerdos y en qué momento de la fiesta. Los recuerdos pueden ser colocados en una mesa próxima a la puerta de salida y pueden ser distribuidos por la wedding planner, por una amiga especial o por la pareja. En muchos lugares se estila que sea la propia novia la que se encargue de esto, en tanto que en otros, el novio da los recuerdos a los hombres y la novia a las mujeres.
También puede ser simplemente dejado en la mesa de los invitados, cada uno en su lugar. Otra opción es entregar el recuerdo junto con la invitación. Sin embargo, esto es contradictorio pues el obsequio es por asistir a tu boda y esto no puede ser entregado antes de que asista.
El momento más oportuno para entregar los recuerdos cuando la fiesta ya esté avanzada pero todavía falte para terminar. No es conveniente esperar hasta último momento, pues puede que algunos invitados ya se hayan retirados y no reciban su recuerdo. Sea cual sea la opción que elijas, lo importante es que los invitados se lleven un bonito recuerdo de tu boda. Sin embargo, los recuerdos más valiosos serán los bellos momentos vividos en tu casamiento.

Recuerdos para bodas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *